Burritos: los tacos fronterizos

0
39

Ahora sí conoceré lo que es un verdadero burrito, pues por fin voy a comer uno auténtico de la región,ya que es un plato nacido en Ciudad Juárez, desde donde salió a conquistar el mundo. Tristemente, al atravesar cada frontera se va distorsionando su elaboración, pero aquí estoy, lista para dar a conocer su esencia.

Burritos El Centenario, nacido en 1955, fue el primer establecimiento en promover el burrito; no en vano participó para obtener el Récord Guinness en hacer el burrito más grande del mundo.

El local del Centenario se conserva como antaño, es un lugar muy sencillo y pequeñito, pero con mucha tradición. En este “templo” del burrito son los hombres quienes se encargan de todo: uno prepara la masa de trigo, otro forma las tortillas de manera artesanal (las cuales me llamaron la atención por ser muy diferentes a las de Sonora y a las de Monterrey; son muy finitas, casi no llevan manteca y su color es más bien blanco), y otro cocina los guisos, que constantemente está haciendo al momento, lo que vuelve aun más delicioso y casero su sabor.

Desgraciadamente al burrito se le conoce como cocina Tex-Mex, pero después de mi visita a Juárez te puedo asegurar que no es así: nació en México, empezando por las la tortillas de harina de trigo, que se consumen por todo el norte y noroeste del país, y cada región tiene su receta. En Ciudad Juárez su sabor es muy suave, para respetar el gusto del relleno. De aquí, la receta del burrito pasó la frontera hacia Estados Unidos, por la cercanía, y después al mundo. Así fue como cada cocinero de cada país le empezó a dar un toque diferente.

Para finalizar, Gerardo, de burritos El Centenario, me compartió su receta para hacer una buena tortilla de harina de trigo, misma que agradezco infinitamente y la doy a conocer

Ingredientes

  • 1 kg de harina de trigo
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 ml de agua tibia, aproximadame

Elaboración

  • Mezclar bien todos los ingredientes, hasta lograr que la masa no se pegue en las manos.
  • Dejar la masa reposar por unos 5 minutos, para proceder a manipular.
  • Formar los testales (bolitas de masa) del tamaño deseado
  • Hacer las tortillas, redonditas y delgadas, y cocer en el comal por ambos lado apretando un poco con una prensa de madera para que se cuezan bien por dentro

¡Te aseguro que estas tortillas de harina no tienen comparación con ningunas otras que haya probado fuera de Ciudad Juárez!

Comentarios

comments

Dejar respuesta