Cierra los ojos y abre tus sentidos

(Teotihuacán, Estado de México)

0
341

¿Por qué cuando besamos, olemos o queremos sentir intensamente sin distracciones cerramos los ojos? ¿Por qué no hacemos lo mismo cuando viajamos? Al recorrer México con mi amiga española Salvi, ciega de nacimiento, fueron increíbles las descripciones que hizo de mi país.

Fue como si viajáramos dos niñas, disfrutando al máximo cada momento. Recuerdo que cuando visitamos las pirámides y estábamos sentadas, me pidió que cerrara los ojos y sintiera las caricias de la brisa. Nos tumbamos tomando contacto con la Madre Tierra y nos imaginamos a los nahuales (animales simbólicos que representan el espíritu protector de una persona) al oír a las águilas; olimos las piedras milenarias, el aroma a azufre que desprende la piedra volcánica al ser esculpida para hacer los molcajetes (morteros)… Fue maravilloso.

En México tenemos tantas variedades de especias, de frutas, de hierbas, de flores y de comida, que dependiendo de para dónde gires en la calle, encontrarás un aroma diferente.

Los dulces típicos huelen a convento; los mercados, con esos pasillos tan estrechos, nada atractivos “turísticamente” y que pareciera que no se valoran, son súper estimulantes: entre sus sabores y sus olores, encantan a los sentidos. Cada lugar lleva impreso un sabor, un olor.

México se escucha en sus tradiciones: en el organillero, la marimba, el mariachi, el trío, los vendedores de tamales, elotes o nieves… me encanta escuchar lo de “güerita (rubia), ¿qué va a llevar?”.

Somos texturas mil, los colores del arcoíris están plasmados en México, tenemos tantas maravillas que podemos hacer de todo; debemos detenernos en un poco y sentir plácidamente lo que nos diga nuestro cuerpo.

En México son amables ¡hasta para decirte que no!, por lo tanto no puedes ni molestarte. La alegría y vitalidad se notan en la gente.

México es un pasaporte a la diversidad de un pueblo mágico, a una amalgama de tradiciones y contemporaneidad.

¡Vívelo, siéntelo y disfrútalo, pero con todos tus sentidos! ¡Viva México y vivan nuestras tradiciones!

Comentarios

comments

Dejar respuesta