Dulce aperitivo, antiguo remedio.

0
70
Como muchas recetas que empezaron como remedios, en Huasca de Ocampo, Hidalgo, hay un licor llamado naranjate.

En la región se utiliza desde hace unos 400 años, en las zonas alejadas del centro, donde no era fácil encontrar medicamentos, así que males como dolores de estómago o de garganta, tos seca, cólicos, o hasta para destetar a los niños, aproximadamente al año de edad, para que su estómago se acostumbrara rápidamente al cambio de la leche a los alimentos pesados, era la razón de que se tomara este brebaje.

La preparación, según me explicó doña Petra, cocinera tradicional de Huasca, es sencilla: se hace una infusión de canela y pimienta negra entera. Se cuela y se mezcla con jugo de naranja natural, alcohol puro de caña, miel de abeja y extracto de vainilla. Se deja reposar, y luego el licor de naranjate estará listo para ser consumido.

Hoy en día se bebe como un aperitivo, aunque quedan algunas familias que lo siguen tomando como remedio y haciéndolo de forma casera. Para el consumo general, se comercializa en botellas debidamente etiquetadas, y sólo en el ámbito local, lo cual es un pretexto para venir a Huasca y probar su rico y centenario sabor.

Quizás te sorprenderás por el hecho de darle a tomar esto a los niños, pero te diré que no es nada extraño, pues me comentó mi madre que de pequeña a ella le daban licor casero de nogal como remedio; claro está que se administraba con mucho cuidado y en mínimas cantidades. Eran remedios efectivos y naturales que ya se están perdiendo, y poca gente queda que sepa prepararlos y ofrecerlos para proporcionar un alivio a malestares menores.

Cuando visites Huasca, Pueblo Mágico, no dejes de llevar a casa tu botella de licor de naranjate y disfrutarla con todo sentido

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta