El nopal: nutritivo, curativo y ¡muy mexicano!

(Guanajuato)

0
547

El nopal (higuera chumba, en España), milagroso para algunos y nutritivo para todos, es parte de la identidad mexicana; los aztecas lo consideraban la planta de la vida, por algo aparece en nuestra mitología y hasta en el escudo de la bandera nacional.

El nopal es una planta cactácea que puede ayudar a tratar o prevenir algunas enfermedades como la diabetes, el cáncer de colon, el estreñimiento, las hemorroides y la hipertensión arterial, entre muchas otras, según estudios (http://www.ecoosfera.com/2013/10/una-relacion-de-las-propiedades-curativas-del-nopal-una-de-las-plantas-mas-generosas-de-mexico/) que refrendan ahora lo que se sabe desde tiempos ancestrales en la herbolaria tradicional mexicana.

Yo creía que solo había un tipo de nopal y estaba muy equivocada, ¡en México hay 50 variedades, aproximadamente!, y todas tienen un sabor parecido. Esto me lo explicaron María Concepción, de Abasolo, y Serafina Ruiz Hernández, de Pénjamo, ambas cocineras tradicionales del estado de Guanajuato.

Algunas variedades son el nopal manso, que es de hoja grande y da deliciosas tunas (higos chumbos) rojas y amarillas; el nopal blanco, que se encuentra en el monte en tiempos de lluvias; el nopal colorado (rojo), que es largo; el nopal que le llaman lengua de vaca, con flores rojas y largas…

También se come el nopal viejo, que es la hoja más gruesa, grande y dura. Si la observas bien, se le ven las venas desde fuera; para comerlo, sólo hay que abrir la hoja por la mitad, y sacarle el corazón, que es su parte tierna.

Cualquiera que sea su aspecto, el nopal es una planta muy noble y resistente, crece sin prácticamente necesitar agua; da flores hermosas, frutos dulces (tuna) y hojas tiernas que nos benefician al comerlas.

Para consumirlo fácilmente, el nopal se parte en cuadritos y se guisa junto con otras verduras o huevo, o simplemente se rellena con un poco de cebolla y se pone a asar en un comal o en una sartén. ¡Verás que delicia!

Pero no sólo se come; el nopal también se bebe, en forma de licuado, mezclado con otros vegetales y frutas, o como agua fresca.

En cualquiera de las formas de consumirlo, a mí me encanta y ya se me hace agua la boca. Cuando lo pruebes, a ti te pasará lo mismo. ¡Buen provecho!

Comentarios

comments

Dejar respuesta