Las guacamayas: un antojo típico de Guanajuato

León,Guanajuato

0
539

Esta vez almorcé una rica, colorida y típica guacamaya en León, Guanajuato. Es un alimento muy sencillo, pero constituye un festín para los sentidos: un sonido crocante, el vivo color de su salsa, la combinación de sabores salado, neutro y picante y el contraste de la textura áspera del chicharrón con la suavidad del pan.

He escuchado muchas versiones acerca del origen y la elaboración de la  guacamaya, que es una torta (bocadillo, en España) de chicharrón (corteza) de cerdo y salsa, pero me quedo con la historia que me contó Sergio, un leonés aficionado a las guacamayas.

Me dijo que cerca de un negocio que vendía chicharrón, había un par de guacamayas rojas (aves muy típicas en algunas zonas de México); los curtidores de la zona acostumbraban ir a comprar chicharrones a dicho local, y se los comían en tacos, con tortillas de maíz, aderezados con salsa pico de gallo (jitomate –tomate-, cebolla, cilantro y chile serrano).

Alguien tuvo la ocurrencia de cambiar la tortilla por pan, y poner en él el chicharrón y la salsa. El invento se hizo tan popular que la gente de la zona empezó a comerlo y a llamarle “guacamaya”, por la proximidad del local del chicharrón al de las aves. “Vamos a las tortas de duro (chicharrón) al lado de las guacamayas”, decían.

Viajar por México es sorprendente no sólo por su magia, sino por su belleza, la amabilidad de su gente y su vasta y creativa gastronomía. Hay un ingenio particular a la hora de mezclar ingredientes y encontrar el perfecto equilibrio que maravilla a los sentidos.

Cuando tengas oportunidad, prueba o prepara tú mismo una guacamaya. Te aseguro su sabor te dejará admirado, ¡son muy sabrosas!

Comentarios

comments

Dejar respuesta