Salamanca: Arte y gastronomía con alma barroca

0
464

Salamanca, una ciudad conocida en México por su vocación industrial, pero al conocerla, para mí va mucho más allá de sus fábricas, su refinería y su creciente industria automotriz. Su centro histórico es capaz de enamorar a cualquiera: allí se palpa una herencia arquitectónica española de calidad, sólo basta con saber que Salamanca repite el nombre de una ciudad castellana muy importante, distinguida cuna del conocimiento debido a su universidad, la más antigua de España.

Ver ahora las casas, las iglesias y el centro de Salamanca me habla de la importancia que tuvo desde la época virreinal. Me acostumbré rápidamente a encontrar con la vista impresionantes fachadas barrocas, neoclásicas y la churrigueresca de la Parroquia Antigua.

Me llamó la atención el templo del Señor del Hospital, el más visitado y venerado en toda la región, que tiene el Cristo Negro, considerado muy milagroso, hecho de una pasta llamada “tatzingueni”, mediante una técnica michoacana que emplea caña de maíz y bulbos de orquídeas, a manera de pegamento, para producir figuras escultóricas como ésta. Además, en el interior de la iglesia hay copias de murales de Pedro Pablo Rubens, el famoso pintor flamenco barroco del siglo XVII.

Durante mi paseo por el centro histórico conocí el convento de San Agustín, una auténtica casa de oro y arte, que cuenta con 11 retablos barrocos con hoja de oro de 24 quilates. ¡Me imagino el trabajo que tuvieron para realizarlo, pues para producir un gramo de oro se requería el mismo esfuerzo que para extraer una tonelada de plata! Estos retablos miden 15 metros de altura, lo que habla de la importancia artística y económica de la ciudad en los siglos XVII y XVIII.

A un costado de San Agustín están la Casa de la Cultura y el Centro de las Artes (calle Revolución 204), que acerca a los visitantes una variedad de cursos y exposiciones de artes visuales, escénicas, literatura y de culturas populares.

Entre la producción artesanal de Salamanca se encuentran artículos de bronce y candelas de cera escamada, de la cual se imparten talleres en la Casa de la Cultura para que los asistentes echen a volar su imaginación y realicen su propia vela.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue el restaurante La Galereña (ubicado en Sebastián Ordóñez 130), de los chefs Cuauhtémoc Herrera Zurita y David Quevedo, que se dieron a la tarea de rescatar ingredientes regionales y recetas conventuales de 200 a 300 años de antigüedad entre antiguos recetarios y cocineras tradicionales guanajuatenses, para reinterpretarlos. Aquí es posible agendar cenas conventuales para conocer la historia gastronómica de los conventos de Guanajuato y los sabores que han estado enamorando a los turistas los últimos años. ¡Esto es vivir una experiencia culinaria excepcional!

Para quienes aman la aventura en la naturaleza, Salamanca ofrece, hacia el noreste, Peña Sola, una zona rocosa con mirador donde se puede practicar senderismo, escalada, ciclismo de montaña y hacer acampada para disfrutar del entorno natural.

También a las afueras, a 25 kilómetros al norte del centro de Salamanca, está la Hacienda Cañada de Ortega, de arquitectura virreinal, con relevancia por su pasado agrícola, ganadero y minero, y donde ahora los turistas pueden hospedarse y disfrutar de deliciosos desayunos hacendarios, así como realizar actividades deportivas de aventura, como tirolesa, montar a caballo, hacer rappel y vivir experiencias rurales como producción de miel, de quesos y recolección de aguamiel.

Durante mi recorrido, de la mano de Oscar Lara otro de los socios de la Galereña, viví “el circuito del nopal”, en la comunidad de Valtierrilla, considerada la capital mundial de este cactus, que es importante por sus procesadoras agroindustriales de productos relacionados con el nopal: desde conservas en escabeche, hasta cosméticos y nopal deshidratado, que han llevado las bondades de esta planta al mundo. En la sección Saboreando con los Sentidos te muestro un video de mi visita a la huerta, donde se pueden apreciar las delicias del nopal mediante degustaciones desde el amanecer.

Y como dicen los salmantinos, Salamanca es una ciudad de belleza tímida y de encantos sigilosos, hay que visitarla con ojos de extranjero y con corazón de lugareño. Todos los sitios tienen su encanto, su sello de identidad. Por eso tienes que venir a Salamanca, afinar tu atención y disfrutarla con todos los sentidos.

Navega para saber más:

Sobre Salamanca

http://www.guanajuato.mx/gtomx/es/destinos/salamanca/item/salamanca

https://www.zonaturistica.com/atractivos-turisticos-en/121/salamanca-guanajuato.html

Sobre la Hacienda Cañada de Ortega:

http://haciendasdemexico.org/project/hacienda-canada-de-ortega/

Sobre Valtierrilla, Capital Mundial del Nopal:

http://www.passusliberi.com/

http://www.guanajuato.mx/gtomx/es/paquetes-recorridos/recorridos/recorridos-aventura/item/circuito-del-nopal-3

 

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta