Tacos de piña y camarón

(Guanajuato)

0
468

Los tacos no siempre tienen que ser de tortilla de maíz o de trigo, los hay con base de jícama*, manzana, camote (o batata), o tantas frutas y vegetales como la imaginación lo permita.

En 2014 tuve el privilegio de disfrutar en Valladolid, España, en el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, una de las regiones invitadas fue Guanajuato, México, estado que había sido nombrado por la Real Academia Gastronómica de España, Capital Iberoamérica de la Gastronomía 2015.

La delegación de Guanajuato hizo gala de sus especialidades culinarias, que se podían degustar en bares y restaurantes de Valladolid bajo el lema “el taco es nuestra tapa”. Así fue como probé el delicioso taco de piña realizado por la chef guanajuatense Karla Chapero.

Para la chef Chapero, el objetivo primordial de un chef es crear y elaborar un platillo que logre la satisfacción y el disfrute total del comensal, ¡y vaya que lo logró!

Aquí está su receta.

Tacos
Camarones empanizados, fritos (gambas empanadas fritas)
Una piña cortada en rebanadas (lonchas) circulares muy finas, de modo que puedan ser manipuladas sin romperse
Salsa chipotlesa (mezclar mayonesa, chile chipotle2 molido, jengibre en polvo, sal y pimienta)

Guarnición
Pico de gallo hecho con partes proporcionales de manzana verde (Granny Smith) ácida, pimiento verde sin semillas ni venas, y jitomate –tomate- sin semillas, todos picados en cubitos muy pequeños
Cebolla morada cortada en plumas, muy finamente, y desflemada (remojada en limón)
Chile piquín en polvo (se comercializa bajo la marca Tajín)
Cuñas de limón (lima)

Elaboración

Untar salsa chipotlesa sobre cada rebanada de piña.
Colocar dos camarones empanizados (gambas empanadas) por rebanada.
Agregar un poco del pico de gallo y de cebolla morada desflemada.
Doblar para formar el taco y servir con una cuña de limón escarchada con chile piquín en polvo.

¡A disfrutar! La combinación de sabores ácido, dulce y picante, y las texturas crujientes y jugosas de esta receta son una experiencia única para tu paladar.

1Jícama: del náhuatl xicamatl, es un tubérculo de forma elíptica, cuya cáscara es color arena y su pulpa es blanca, crujiente y de sabor dulzón. La denominada jícama de agua es más jugosa que la de leche, que es más bien seca. Su textura recuerda a la de los nabos.

2Chile chipotle: en lengua náhuatl significa “chile ahumado”. Cuando está fresco se le conoce como chile jalapeño; seco toma un color marrón oscuro y su textura es arrugada. Es uno de los chiles secos más picantes.

Comentarios

comments

Dejar respuesta