Gusano Elotero

0
288

En San Pedro Tlalcuapan, un pueblo volcanero de Tlaxcala, me di cuenta de que si creía que ya había probado todas las variedades de gusanos, no era así y seguramente me faltarán muchas más de los que me imagino. El gusano elotero se alimenta del pelo del elote y de la punta de éste. No es tan fácil encontrarlos, así que cuando aparece uno, es una oportunidad que en Tlalcuapan no les gusta desaprovechar.

Para poder comerlo antes se le tiene que aplastar la cabecita para que no pique la lengua ni el labio, según las indicaciones que nos dio Don Miguel. Aun así, si te soy sincera me costó un poco animarme a probarlo, ya que esta vez estaba vivo; pero pensé: me puedo perder la oportunidad de vivir la experiencia y decidir si me gusta o no. Y si era así, nadie me podría decir a qué sabe.

Una vez que lo comí me sorprendió la textura y suave sabor, era realmente agradable, además me enteré que contiene muchas proteínas y se puede comer natural (como yo lo hice) o asado.

Con esto compruebo que todo es cuestión de gustos y de atreverse a experimentar con todos los sentidos.

Comentarios

comments

Dejar respuesta