Tejidos en los telares de Teotihuacán

(Estado de México)

0
391

¿Sabías que de la hoja de maguey pulquero se obtienen hilos para crear telas?

En esta ocasión nos acompañó mi amiga Salvi a Teotihuacán, Estado de México, a conocer un telar. Para ella, las yemas de sus dedos son sus ojos. Salvi nunca ha visto los colores, pero sólo con el tacto detecta la diferencia entre ellos, les llama “texturas”. Salvi tiene una sensibilidad y orientación que me dejan impresionada, siempre me da lecciones. Tiene una alegría y unas ganas admirables de aprender sobre nuestra cultura mexicana.

Los telares actuales no son nativos de México, los introdujeron los españoles en la época de la Colonia y desde entonces los seguimos trabajando. El telar nativo consistía en atar el hilo a la cintura del artesano, por un extremo, y a un palo o poste horizontal, por el otro. Era un proceso más lento que el de los telares mecanizados. Las “agujas” con las que se teje en el telar se llaman lanzaderas, y las hay de varios tipos y tamaños, dependiendo del diseño que se quiera lograr.

El hilo con que se tejen en los telares es una mezcla de 50% de algodón y 50% de la fibra de la planta del maguey (un tipo de agave de donde se saca el pulque). Todavía hoy lo siguen tiñendo con colorantes naturales hechos de flores de cempasúchil (la flor amarilla o anaranjada decorativa por excelencia de los altares del Día de Muertos; además de colorante, se usa con fines culinarios y medicinales), geranios, buganvilias y de vainas del huizache (un árbol espinoso de cuyos frutos se obtiene colorante oscuro). El pigmento también puede venir de insectos como la cochinilla del nopal (chumbera), que da un vivo tono rojo, o del caracol, que aporta el púrpura.

Para que la tintura selle, al pigmento se le agrega jugo de nopal, un potente fijador que evita que se pierda el colorido a pesar de las lavadas.

En estos telares se fabrican, manteles, sarapes* y mantas, utilizando los colores del arcoíris, pero muy intensos, tal como nuestro México.

*El sarape es una manta de lana o algodón, generalmente con franjas de colores vivos, que se usa a manera de poncho, dejándolo caer sobre el cuerpo, o mediante una abertura en el centro a través de la cual se introduce la cabeza.

Comentarios

comments

Dejar respuesta