“¡Hay un insecto en mi plato!”… ¡Perfecto! Así es como se prueba el México prehispánico

0
29

En restaurante Chon, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, encontrarás muchas sorpresas, así como una gran tradición de casi 100 años en trabajar por preservar la gastronomía prehispánica y darle al paladar diversidad de platillos donde los protagonistas son insectos provenientes de toda la República Mexicana, ofrecidos al comensal con respeto, cariño y mimo.

Don Chon, el chef que lleva ya más de 40 años en el restaurante, es el artífice de esta deliciosa comida que suele ser acompañarla con bebidas prehispánicas como el pulque. Yo disfruté uno delicioso, de amaranto, también conocido como el grano sagrado de los dioses.

Este lugar tendría que ser una parada obligada al llegar a la Ciudad de México, tanto para turistas nacionales y extranjeros, porque así nos adentraríamos en la historia de nuestra cultura por medio de la tradición gastronomía, y con un alto valor nutricional como recompensa para el cuerpo. Me he fijado que los niños siempre son más abiertos a probar insectos, es toda una experiencia para ellos, como también lo es para mí cada que los como.

Todo el producto que se ofrece en el restaurante Chon está regulado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y se respetan las vedas y las prohibiciones por peligro de extinción. Hay lugares que comercializan insectos o animales que no deberían, pero en este restaurante la prioridad es preservar la vida de la flora y la fauna silvestres.

Los productos que puedes encontrar aquí son los de temporada, como los que te muestro en el video además de los deliciosos ahuautles, que son los huevos de mosco; los toritos, que son como unos chapulincitos que tienen una puntita encima; la cuetla o cuecla (larva de mariposa); los chahuis (escarabajos); escamoles (hueva de hormiga); caracoles, avestruz, faisán, ancas de rana, pato, jabalí, pejelagarto, escorpiones, carne de búfalo, venado, armadillo, cocodrilo y víbora de cascabel, así como una infinidad de ingredientes de temporada

Al salir del restaurante Chon tienes la sensación de llevarte un pedacito de la cultura y la gastronomía prehispánicas en tu boca, disfrutando con todo sentido de nuestras tradiciones milenarias, que ahora están de moda a través de la entomofagia (o consumo de insectos).

Te dejo el lema de don Chon: “aquí todo lo que se mueve, arrastra y vuela, va pa’ la cazuela. ¡Sí, señor!”.

¿Qué es lo más raro que hayas probado y te haya gustado más? ¡Escribe tu experiencia aquí!

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta