Saboreando molcajete de arrachera, quesadilla del Santo y un entorno lleno de folclor mexicano

0
351

El restaurante bar La Chilanguita, del Centro Histórico de la Ciudad de México, bien podría ser un museo, dada la historia y la belleza de su local, construido en el siglo 17.

Aquí se pueden saborear bebidas y platillos típicos de la República Mexicana, acompañados del folclor nacional: marimba, floreo de reata, ballet folclórico y muchas sorpresas más.

Siempre he considerado que cuando algún restaurante está enfocado al turista, me parece de lo más generoso que éste tenga el sazón, el color y el folclor de México. La Chilanguita reúne todos estos elementos y los trata de manera divertida pero con respeto, pues muestra nuestras raíces de una forma tradicional y orgullosa, lo que sorprende a los visitantes tanto nacionales como extranjeros.

La Chilanguita es un restaurante familiar que se transforma en fiesta, interactúa con los comensales haciéndolos parte del espectáculo, y ha sido tal su éxito que cuenta con 14 sucursales y ha llegado hasta San Antonio, Texas.

Yo aquí me quedo, saboreando literalmente con todos los sentidos, mi molcajete especial de la casa, que lo pedí de arrachera, un jugoso y suave corte mexicano de carne de res, y mi quesadilla del Santo, también de arrachera. ¡Qué delicia! Tú también tienes que vivir esta completísima experiencia mexicana.

 

Comentarios

comments

Dejar respuesta