Receta de Calabacitas al Vapor

0
395

Cada viaje que hago a México supone un nuevo descubrimiento, un nuevo eslabón de una cadena de sorpresas sin fin, ya sean lugares, personas, sensaciones o sabores. Cuando se trata de estos últimos -la mayoría de las veces-, me siento atrapada de nuevo por mi país, como si unas raíces muy hundidas en la tierra, las de todos cuantos me han precedido, se apoderasen de mis pasos y de mi aliento en un abrazo de siglos.

Hoy recupero para ti uno de esos bocados por los que siempre es tan necesario volver, volver, volver… Regresar a los sabores naturales y descubrir cómo darles un toque distintivo, diferenciador. Déjame compartir contigo una de tantas recetas heredadas, tan especial que la aprendí de memoria en mi corazón. Quiero guardarla entre nosotros porque ya no es posible disfrutarla en el restaurante el Bohío de Aquismón, San Luis Potosí, México. Lamentablemente ya no se encuentra entre nosotros nuestra querida Petra Medina, una de esas raíces profundas que siempre llevo prendida en mi corazón.

Lo recuerdo como si fuese hoy mismo. En cuanto accedías al interior del restaurante se desplegaba ante el recién llegado una variedad increíble de botanas -aperitivos-, a cuál más nutritiva, deliciosa y sorprendentemente sencilla. La primera vez que visité el establecimiento de Petra, le dije que todo estaba exquisito y ella, como si me conociera desde siempre, hizo gala de su inmensa generosidad al invitarme a entrar en su cocina para enseñarme cada una de sus creaciones. Sin dilación ni reserva alguna, la propia Petra comenzó a prepararlas delante de mí, mientras delegaba en su cocinera la elaboración de los pedidos pendientes, pues se trataba de un restaurante muy concurrido y todos los que la visitábamos queríamos disfrutar de su compañía.

Hoy, pasados los años, al compartir esta receta, dedico un sentido y profundo homenaje a todos cuantos ya no están entre nosotros, todas aquellas raíces de mi memoria, de nuestra cocina común, que tanto me enseñaron con un cariño que supera cualquier lección aprendida de un libro o de un tutorial.

Me guía la convicción de que, en cuanto sigas los pasos de esta receta de calabacita al vapor, ya no dejaras de hacerla para ti y los tuyos, ofreciéndola como una guarnición o simplemente disfrutándola con alguna tostada o con totopos de tortillas de maíz. Sea como sea, esta receta será siempre una magnifica propuesta para disfrutarla con todo sentido y con todos los sentidos.

Ingredientes:

1 Calabaza mediana cucúrbita pepo, también conocida como calabaza bola

1 Diente de ajo pequeño

2 Cucharadas de cebolla blanca cortada finamente

1 Cucharadas aceite de girasol o aceite de oliva

2 Cucharadas de agua natural

Sal gruesa al gusto

Procedimiento:

– Moler el diente de ajo y sal en un molcajete o mortero

– Una vez molido, se agrega el agua y se reserva

– Quitar los extremos de la calabaza

– Tomar la calabaza con nuestra mano y hacer cortes con un cuchillo por toda la calabaza hasta llegar a la semilla, como lo muestro en mi video

– Cortar encima de la cacerola o sartén, si fuese necesario seguir cortando para que quede finamente nuestro corte

– Una vez terminado, agregar la cebolla, el aceite y lo que molimos en el mortero

– Se lleva a fuego fuerte por dos minutos para sellar la calabaza y cebolla removiendo constantemente

– Transcurrido los dos minutos se apaga y tapa para terminar la cocción al vapor

¡Espero disfrutes tanto como yo!

RS

Comentarios

comments